Mi camino

Sobre mí

«Un escritor no puede hacer nada más necesario, más satisfactorio para los hombres que revelarles las infinitas posibilidades de sus almas» – Walt Whitman

Nací en luna nueva del setenta y uno, a la vera de agosto y sus exilios de playa, ¿acaso eso me hace distinto a ti?, ¿no temo como tú el caer de la noche?, o, ¿lo que traiga el día siguiente?, ¿no aspiro, como tú, a que cuando el primer rayo de sol toque nuestro cabello, sepamos cuál es la voluntad del sol?

Mi camino está hecho de rosas y de cardos, se ha fraguado en niños amordazados que no osaron tirar piedras a las ventanas. ¿No has venido aquí para que a ese niño que olvidaste arrinconado le crezcan flores en las manos? ¿pétalos en los labios? ¿pájaros en los bolsillos que le eleven más alto que el aire?

Escribo para recordarte que eres el que eres, que soy el que soy, que la luz no tiene precio y su velo oscuro tampoco. Que da igual ser periodista, poeta, escritor o counselor y haber escrito cinco libros, que si no hay amor, el acto de vivir se convierte en un suspiro de acantilado, un momento de altura para ejercer la caída, y el filo del abismo se hace lecho de piedras.

Mi camino es el tuyo porque aprendemos juntos de cada uno de nuestros pasos. Todos están hechos de esta misma tierra que pisamos. No hay Maestro fuera que no esté dentro. No hay Santo Lugar fuera que no esté dentro, no hay Tierra Santa fuera que no esté en ti. Si deseas aventurarte en un viaje a tu interior de autoconocimiento desde el Ser que eres y para el Ser que eres, por el hallazgo que permanece, por escuchar la voz que te habita, el corazón que te tiembla, siendo el que eres te truenen o te alaben, te hieran o te amen, empeñado sólo con el afán de rendirte, que esto es un juego divino en el que lo único que cuenta es tu alma…has llegado al sitio indicado.

Mi camino es el tuyo, amar, amar, amar…no hay manera de equivocarse, no hay error posible. Te acompañaré, si así lo deseas, en este viaje hacia el centro mismo del Cosmos que no está sino dentro de lo que eres. Atrévete a descubrirlo…

Javier
javier-exposito-lorenzo-

Mis caminos