Mi camino

Almario

Podcast: Más alto que el aire

No sé si estarás de acuerdo o no, pero creo que todo libro hecho desde la honestidad de lo que somos, no es más que un acto de entrega. Una rendición sin condiciones a la corriente que nos lleva, vaya donde vaya, lleve lo que lleve en sus aguas. Se trata en el fondo de una vez entregado lo que a uno le es propio en su experiencia, apartarse, estar presente y escuchar lo que viene de “Más alto que el aire” para dejarlo pasar a través tuyo como hace el escriba que da fe de lo dictado.

Cuando terminé o más bien terminó este libro, al releerlo descubrí que no reconocía a Javier tras la mayoría de estos escritos. Había algo que no me era propio, una intención que estaba más allá de mi encomio. Por eso, tras titular los textos, me di cuenta de que todos los encabezamientos conformaban un libro dentro de otro libro, y que éste tenía también pleno sentido. Eran eslabones de una cadena, de un breviario de ruegos u exhortaciones que además de resumir la esencia de cada texto, de alguna manera querían animarte a ti, lector, a que lleves a tu vida algunas de las cosas que en estas páginas se dicen, al igual que yo intenté ponerlas en práctica con mejor o peor suerte.