Francisco Javier Expósito Lorenzo | Escritor, poeta y periodista

Blog Almario de palabras

Mi Camino

el autor    A ti, te doy la bienvenida. Nada es dejado al azar en este gran plan del que formamos parte, ni siquiera que tus ojos acaricien el cuerpo de este texto. Acudes porque algo te llama, simulaste ir de link en link, de balsa en balsa, de corriente en corriente hasta caer por esta riada de palabras.

    No temas el juicio, no temas la tacha, porque mi voz es la tuya, mi camino es el tuyo. Baste lo mismo que partamos de este u oeste, del naciente o del poniente, mi voz es la tuya, mi camino es el tuyo. Si nací en luna nueva del setenta y uno, en la matriz de la piel de toro, a la vera de agosto y sus exilios de playa, qué más le da a tu alma, si mi voz es la tuya y mi camino es el tuyo. ¿Acaso no temo como tú el caer de la noche?, o, ¿lo que traiga el día siguiente?, y, ¿acaso no confío como tú en que cuando el primer rayo de sol toque nuestro cabello, sabremos cuál es la voluntad del sol?

    Mi camino está hecho de rosas y de cardos, se ha fraguado en lágrimas y carcajadas, en arcos de carne y flechas de espíritu, en susurros nunca dichos, en dolores proscritos, en niños amordazados que no osaron tirar piedras a las ventanas. ¿Y no es ese también tu camino? ¿no has venido aquí para que a ese niño que olvidaste arrinconado le crezcan flores en las manos? ¿pétalos en los labios? ¿pájaros en los bolsillos que le eleven más alto que el aire?

    Cuento historias para los que exploran sus corazones, para los que no temen a la emoción que les cautiva y ansían liberarla en forma de manto, para los que se tocan alas encogidas en la espalda, para los que se niegan a vivir engañados, los que abren la boca para beber de la luz de las estrellas a la noche, los que entre naufragio y naufragio aún flotan entre las olas asombrándose de los amaneceres.

    Escribo para recordarte que eres el que eres, que soy el que soy, que la luz no tiene precio y su velo oscuro tampoco. Que da igual ser periodista, poeta, escritor, haber escrito uno o diez libros, saber todas las citas del mundo y todos los títulos posibles, haberse leído la biblioteca de Babel entera, que si no hay intención de amar, si no hay dicha en la mera intención, si no hay amor, nada de esto te acerca, nada de esto me acerca, y el acto de vivir se convierte en un suspiro de acantilado, un momento de altura para ejercer la caída, y el filo del abismo se hace tren en marcha, lecho de piedras, pesadez de cobalto.

    Mi camino es el tuyo porque aprendo a cada paso, mi voz es la tuya porque cada palabra que digo tú también la has pronunciado.

    Tantos caminos hay como caminantes. Mas todos llevan al mismo, todos están hechos de esta misma tierra que pisas.

    Tu palabra es mi palabra, si confías confío, si te entregas entrego, si iluminas ilumino, si amas amo.

    Ven conmigo, aventúrate en la magia de las sincronías, en la dicha de los hallazgos que permanecen, en la voz que te habita, en el corazón que tiembla, sé el que eres te truenen o te alaben, te hieran o te amen, empéñate sólo con el afán de rendirte, porque esto es un juego, un divino juego en el que lo único que cuenta es tu alma. Mi camino es el tuyo, amar, amar, amar...no hay manera de equivocarse, no hay error posible. Tu canto es el mío. Nos amamos. Amamos. Ama.

Comentarios   

#2 Montse Montano 30-01-2017 18:47
Curioso. Seguro que nada es azar. Estaba buscando un técnico de lavadora que se llama como tú... Y he llegado a tu blog, que me ha varado, una vez más, en lo poético.

Te envío un saludo agradecido, dentro de mi itinerario prosaico de este día... que tiene un final algo más lírico.

Felicidades por tu voz.
#1 Miguel Angel 13-09-2016 14:44
Bravo!! Amigo de esta y otras vidas ..., me encanta tu web, no había tenido ocasión de pagarla un vistazo.
Un abrazo lleno de luz.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar