Francisco Javier Expósito Lorenzo | Escritor, poeta y periodista

Blog Almario de palabras

La deriva inmortal

 

 

No puedo callar.

Acabo de ver un poco del programa de Cuarto Milenio sobre la criogenizacion en el que dos seudocientíficos afirman que sin dudarlo se criogenizarían; también las noticias del descubrimiento que puede alargar la vida a nuestros tejidos que se hizo publico el viernes pasado, y como algún científico de gran prestigio viene a decirnos que seremos la última generación de mortales...

¿Que esta pasando? Los extremos de la energia se intensifican...la sombra late fuerte también en nuestra soberbia, el uso de la tecnología y el deseo de ser inmortales; esto es, no creer que somos eternos gracias a nuestra alma, y por eso evitar la muerte como hecho en sí mismo y alargarnos la vida hasta extremos alienantes.

A mí la criogenizacion y todo lo que sea evitar nuestra muerte a cualquier precio para negarla, es un paso adelante en el descreimiento de nuestra naturaleza espiritual para alejarnos aun más de nuestras raíces y de esta Tierra en la que vivimos, donde todo nace y todo muere y vuelve a nacer en un ciclo de sabiduría espontánea. Es un paso más para negar la vida tal y como la conocemos porque la muerte es una etapa más de la vida...

Que esta ciencia de transhumanistas deje de preocuparse por un futuro cuando no nos soluciona el presente para dar una vida mejor a todos mientras vivimos lo que hemos de vivir. ¿Han reflexionado estas personas sobre la repercusión de alterar las leyes naturales?, ¿la repercusión de que la sociedad se divida aun más y sea aún más desigual por mor del dinero necesario para pagar estos procesos? ¿Y que respecto de que estén en manos de ambiciosos y espurios científicos, magnates y políticos?

No nos dejemos embaucar por falsos mesías como dijo Jesús antes de marchar, porque esos falsos mesías llegarán en los tiempos más agitados con falsas promesas y confusión para los desesperanzados.

Necesitamos sentido común y amor. El amor es compasivo y sencillez. Y está en el presente. No necesita futuros y de otras vidas para prolongarse o darse otra oportunidad porque es ahora. Y los que nos venden un nuevo mañana es porque no creen en el ahora, es más, no les importa porque saben que ahí está su debilidad...en la fuerza del amor y el sentir que todo es ahora, porque entonces seremos más libres que nunca mientras vivimos y aceptamos lo que elegimos...y los deseos irán mermando...

Cuantas expectativas crean estos anuncios de grandes logros y cuanta insatisfacción generará en los seres que confundan. ¿Acaso no vivimos en la sociedad del consumo de descubrimientos a uno por semana? Olas que suben y bajan a la velocidad de las mareas. 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar